Archivo de la categoría: Uncategorized

Respiramos para sobrevivir o para disfrutar de la vida?

Es algo que hacemos siempre, respirar. Pero de manera automática y sabemos que es lo mas importante… pero no la hacemos caso.

Para el yoga es clave respirar bien. Casi lo mas importante! Para nuestra cultura occidental no lo es tanto y no trabajamos con la respiración preventiva si no que hasta que vemos que no vá bien no nos ponemos a trabajar con ella.

Sabemos que podemos tratar muchas dolencias (estrés, ansiedad, concentración, relajación, limpieza emocional…) pero a veces consideramos lo más sencillo(y barato) menos eficaz, el yoga y la respiración consciente muestra lo contrario.

La práctica nos dá la oportunidad de aprender a respirar, en realidad ya sabemos respirar de manera natural, lo hicimos de niños, pero la vida nos la ha ido modificando. Aspectos físicos, como posturas incorrectas o tabacos nos alteran claro, pero también las emociones ya que acortan y dejan la respiración viciada aún cuando ha pasado la emoción que la alteró. Pero también la respiración se puede modificar con los pensamientos… Todo la puede alterar. Y peor… dejarla alterada. Esto puede arrastranos a un cansancio crónico, dolores de cabeza, problemas nerviosos…

La rutina de yoga vá devolviendo la respiración funcional de nuevo, esa que teníamos antes de que llegase todo el mundo emocional y las preocupaciones. Va llegando a su esencia y lo mejor, no lo hace desde la mente, al igual que hace todo lo demás, en yoga lo hace de dentro hacia afuera.

Las posturas o asanas están diseñadas para esto, para trabajar cada parte del aparato respiratorio y devolver su funcionalidad. Todas las posturas hacia atrás mejoran el funcionamiento de los músculos pectorales e intercostales, así como flexibilizar al esternón. Con estas posturas se mejora la fase inspiratoria. Notamos después de hacer una postura hacia atrás como la inspiración se hace mas fácil. Quizá no costaba, pero ahora se hace mas fluida.

Las posturas hacia delante nos despiertan y flexibilizan los músculos de la parte posterior como el trapecio o en gran dorsal, permitiendo una respiración mas completa asi como despertando esta parte del pulmón posterior y las expulsiones.

Las posturas invertidas tiene su efecto respiratorio en el diafragma ya que lo despiertan y vuelve a ser el motor de la respiración.

Las posturas de torsión unen todos estos aspectos respiratorios como un pegamento para que se sincronicen correctamente.

En esta semana, hemos ido a mas añadiendo posturas para despertar a las retenciones tanto con pulmones vacíos como llenos y así tener toda nuestra capacidad respiratoria en sus óptimas capacidades otra vez.

Terminan las asanas y volvemos a respirar como cuando éramos niños, rejuvenecemos.

A su vez, al empezar a respirar correctamente, emociones bloqueadas, pensamientos atrapados y posturas incorrectas empiezan a desmenuzarse hasta, eventualmente, desaparecer. totalmente terapeútico y medicina preventiva.

Lo mismo que no corremos una maratón sin correr corectamente no hacemos un pranayama sin saber respirar.

Por eso, final de las asanas es el mejor momento para el pranayama. Tenemos una respiración correcta obtenida de manera inconsciente a través del cuerpo ahora es el momento de modificarla con la mente para obtener su beneficio. a esto es a lo llamamos pranayama.

Con él, trabajamos el aliento y lo modificamos para trabajar con la energía sobre todo mental que es lo que finalmente movemos en la respiración.Así nos encontramos esta semana con SAMAVRITTI- Pranayama cuadrado o equilibrante.

En él, igualamos las fases respiratorias. Todas ellas, inspiración, retención en llenos, expulsión y retención en vacíos duran lo mismo. Pero damos un pasito mas. Intentamos no contar esta vez. El contar nos saca de la respiración y nos mete exigencia mental asi que en lugar de contar, hacemos 4 OM en cada fase respiratoria en forma dos y dos:

Inspiración: Om-Om/Om-Om

Retención en llenos: Om-Om/Om-Om

Expulsión: Om-Om/Om-Om

Retención en vacíos: Om-Om/Om-Om

Si repito estas dos sílabas en parejas dos y dos (con mi mente no en voz alta) ya no estoy contando y mi mente está mas centrada en la respiración y no en el contar. Además como es el mantra Om estoy trabajando en el sexto chackra o nivel mental. Añado este extra mental. Al hacerlo veré que el ritmo al que digo el mantra es como… el ritmo del corazón!

Haciendo el pranayama cuadrado con Om se trabaja con la energía mental por el pranayama per sé mas el mantra……y lo conecto con el corazón! Perfecta conexión mente🧘‍♂️-corazón.💚

Namasté

Psoas y todo lo demás

Esta semana nos hemos encontrado con el PSOAS. Ese músculo curioso que cruza el abdomen y da la vuelta a las ingles. Un músculo interesante a la hora de trabajar la zona lumbar porque indirectamente estira y alarga estas vértebras bajas de la espalda. Muchas veces nos duele esta parte de la espalda y nosotros venga a estirar y masajear esta parte pero quizá lo que tenemos acortada o bloqueada es la parte anterior y su psoas y el estiramiento de este músculo hace maravillas.

psoas lindo

Aqui ha comenzado todo esta semana. En una parte física, tangible, descriptiva, material, devolviendo flexibilidad a las ingles y abdomen con posturas tanto de profundizar en las ingles:

como de estirarlas:

Para poder devolver la flexibilidad en esa zona es interesante no solo estirar sino también profundizar encontrando en la ingle de nuevo el punto de flexión de muchas posturas que a veces se vá perdiendo llevándolo a la cintura:

Al encontrar de nuevo a las ingles puedo hacer fluidamente la asana avanzada del arado o Halasana donde la espalda permanece recta y los dos puntos de flexión son las ingles y cuello sin hacer tanta curva en la columna.

y puedo estirar mas profundo la parte baja de la zona lumbar en la pinza al estar en el punto de flexión en las ingles.

Pero no todo se queda en lo físico porque si no, no sería yoga. Por un lado, al estar conscientes del recorrido del psoas en el abdomen y por otro al estar cerca la inserción del diafragma, comenzamos a respirar con el abdomen. Así sin mas. Desde el cuerpo… de manera natural. Podríamos hacerlo desde la mente pero es complejo con todas las cosas que tenemos en la vida, tener ademas que acordarnos de la sana respiración abdominal 浪 por eso el yoga te dá la capacidad de recuperar esta respiración sin atenderla, vuelve de manera natural a través del cuerpo. Al trabajar con el psoas se activa esta respiración. Pero…. no queda aquí.

El diafragma al activarse, masajea suavemente el hígado y permite que llegue mas sangre hacia el corazón y éste lleva más sangre al pulmón y se oxigena. Mas oxígeno en el cuerpo incluido el cerebro y estructuras nerviosas. Y…… llegamos a la mente.

Una mente mas oxigenada es lo que necesitamos para que nuestra sesión se complete. El trabajo mental es clave en la práctica pero solo es posible si esta mente tiene gasolina para poder trabajar en estar centrada y ordenada. El trabajo físico ha llegado a la respiración y a la mente. Y lo mejor…de manera pasiva y relajada, sin que la mente tenga que hacer el trabajo, mientras se oxigena, nutre y desestresa. 

Pero no se queda ahí! porque al trabajar con la cadera, ingles y pelvis también estamos movilizando la energía del chakra de esta zona, el segundo, por lo que las emociones inconscientes que se mueven en este chakra se ordenan, limpian y nos descondicionan del pasado. Y otra vez, sin esfuerzo!

De un músculo hemos llegado a todo nuestro ser✨ Para mí, esta es la magia del yoga✨

Esta cadena de acontecimientos, este camino de un lugar a todos los demás, de manera relajada y sin esfuerzo es lo que yo llamo yoga.

Esta semana Ana dió a luz a su bebé con un parto estupendo. Les hemos acompañado con mucho amor. Bienvenido Joel✨

Namasté.

Floreciendo🌸✨

Es una gran toma de conciencia tener una profesora de yoga en prácticas compartiendo estos dias con nosotros. Hace días me preguntó cuántas horas del día le dedicaba a preparar las sesiones, cuanto mas trabajo tenía además de las sesiones. Algo que ya sabía y le comentaba es que no considero las sesiones como un trabajo, creo que si fuese así, a estas alturas ya no tendría inspiración para ellas.

Con respecto a cuánto tiempo dedico a prepararlas veo que la preparación se ha mezclado con mi vida y mi vida con la preparación. Cada paseo, cada detalle, palabra, lectura, meditación, frustración, decepción o efecto de la maternidad puede inspirarme para hacer una sesión o 2 o 10.

Por ejemplo esta semana. Hace unos días, en este pleno Enero en el que nos encontramos y después de una nevada no vista en muchos años en Las Matas, me encontré con una flor. Ahí estaba. Ahí había estado durante la nevada.

ed. Dharma

Y esta flor se mezcló con la actualidad y el hastío que sienten muchas personas al hacerse largo este proceso con el coronavirus, también se mezcló con el libro que estoy releyendo: «La meditación Vipásana» de Joseph Goldstein (otro regalo del curso de formación de profesores, encontrarme con libros olvidados) y mas elementos, conversaciones, gestos, fueguitos, meditaciones, posturas, sensaciones de mi cuerpo al hacerlas, al verlas….. todo inspiró la sesión semanal.

Al igual que una flor, nosotros con la práctica de yoga y meditación, florecemos. Podemos seguir las instrucciones del profesor en las asanas pero él las explica desde su experiencia. A veces cogemos un libro de yoga o o vemos una imagen ideal de una postura y queremos ejecutar ese resultado, vacío de contenido, solo superficie. Pero la flor es fruto del proceso de crecimiento lento de una semilla. La postura o asana también. La imagen final no es lo más importante sino el proceso para llegar a esa expresión externa. La practica, al igual que las flores, vá de dentro hacia fuera.(También van en esa dirección las heridas cuando curan bien).

El yoga es rendirse a la experiencia ; no un grupo de posturas estéticamente correctas.

Nuestra intención es florecer en las asanas, expresar nuestro interior, encontrar la libertad de la autenticidad, ser nosotros. Y la postura final es fruto de toda esa experiencia, única y diferente como diferente es cada flor.

Así es como podemos sobrellevar este momentos emocionalmente intensos, dejándonos ser, aceptando…. como hacen las flores ante el frio o viento. No luchan, solo aceptan. Se rinden a la experiencia (creo).

Para hacer esta sesión a nivel de asanas hemos abierto el pecho, con dhanurasana con ayuda y sin ella, cada uno su postura sin querer llegar a ningún stándar.

En el equilibrio, el punto de atención para mantener la postura era esta vez interno, visualizando en nuestra pantalla mental o chidakasha una flor imaginaria. Los ojos permanecían abiertos pero la mirada era hacia dentro, para así desapegarnos de ese punto de equilibrio externo al que me aferro cada vez mas (especialmente si hago esta postura siempre en el mismo sitio y me engancho a un mismo lugar).

Hemos hecho un trabajo respiratorio a través de un mudra simulando una flor con nuestros brazos, que también han trabajado.

En todas las posturas, intentábamos hacerlas nuestras, desde dentro, dejando que se expresaran, siendo el resultado adecuado a nuestro ser y encontrándonos con mucha libertad relacionándonos con ellas.

Externamente, se puede ver el que hace la postura desde el apego al resultado o el que la hace desde esta experiencia. Se veían muchas posturas hoy, auténticas… se veía mucho mas yoga.

En la meditación nos hemos sentido flores, desde la semilla hasta su mayor esplendor. Para poder llevar la esperanza, paciencia y autenticidad a un nuevo nivel.

Gracias Neus, por esas preguntas que me enseñan.

Namasté.

Sexto y séptimo chackra

El sexto chackra ha llegado en un momento donde nuestra cabeza se mueve mas de lo habitual, asi que en esta sesión, encontramos un reducto de paz y un nuevo comienzo para volver a tener los pensamientos ordenados (o mas ordenados que antes).

Podemos tener a la mente funcionando de diferentes maneras, una de ellas juzga, compara, valora- otra observa. Esto es lo que intentamos equilibrar. Que haya energía para juzgar e ir al pasado y al futuro pero también para poder estar en el presente y nada mas.

Al entrar en ese estado de observación podemos encontrar la ecuanimidad que quizá no podíamos ver estos días. Nos venimos totalmente al presente, desaparece el tiempo…

Este chackra dá energía a los ojos asi que lo primero que hemos trabajado en esta sesión son los ojos y sus músculos. El yoga trabaja tooodos los músculos del cuerpo asi que mirar hacia arriba y abajo y un lado y otro sin mover la cabeza ayuda a estirar los músculos que sustentan el ojo y pueden ayudar al cansancio del globo ocular y alteraciones visuales. También mirar a un punto fijo sin parpadear hasta que pique un poco el ojo es de utilidad para limpiar la córnea.

Como ejercicio final para los ojos, hemos presionado suavemente con la base de las manos y con este reflejo disminuimos la frecuencia cardiaca y la tensión ya que hay una conexión nerviosa entre el nervio trigémino, el nervio vago y el sistema nervioso parasimpático que es esa parte del sn autónomo que se encarga de relajarnos. Esto nos puede venir bien como remedio rápido frente a un momento de estrés.

Estos ejercicios en yoga se llaman TRATAK. Mi intención es hacerlos mas a menudo en las sesiones …

En las posturas de pie nos hemos encontrado con una postura dinámica, el arquero donde hemos trabajado con la mirada o DRISHTI donde la concentración de la mirada en un punto fijo nos ayuda a estar mas enfocado en las asanas. Hemos probado con esta postura manteniendo la mirada mas allá de donde apuntan los dedos mas largos y así vemos cómo cambia la realización de la asana. Esta mirada nos acerca a ese estado de observación en el presente y la asana se hace mas factible.

La postura de equilibrio la hemos practicado con los ojos cerrados para ver como esa mirada interna puede ayudar tanto como la externa 😉

La postura que elegiría para trabajar este sexto chackra si solo tuviese que elegir una seria sarvangasana o la vela, ya que la sangre baja a la cabeza y nos despierta a la mente.

La medicina tradicional china dice que la sangre es energía materializada, en esta postura invertida la sangre y por lo tanto la energía llega a la cabeza y este chakra se despierta. A veces no podemos hacer la postura de la vela y podemos hacer el puente porque de la misma manera conseguimos el efecto energético, en este caso solo tendremos que mantener la postura mas tiempo al no tener el mismo grado de inclinación.

La postura de yoga mudra descansa nuestros pensamientos en el suelo. Yo a veces me imagino que el suelo se convierte en un aspirador y absorbe todos los pensamientos según toca mi frente el suelo…

Por último hemos trabajado la postura del medio loto. En ella lo que estamos haciendo es disminuir ligeramente la sangre que circula por las piernas y nos encontramos con otra manera de llevar mas sangre o energía a la cabeza.

Podemos unir las dos cosas! Postura invertida + ralentizar la circulación de la sangre con el loto.

Esta unión la hemos hecho esta semana para trabajar la energía del séptimo chackra. Esta semana no solo nos encontramos con que desaparece el tiempo sino también el espacio… la energía del séptimo chakra nos sirve para conectar con los demás mas allá de la mente, mas allá de las emociones. Sentirnos que somo uno.

El primer charka nos daba energía para individualizarnos, nacer y llega su opuesto que nos dá energía para conectarnos con todos.

Asi es como podemos conectar con las personas que están sufriendo, así es como podemos aportar nuestro granito y que no estén solos en el momento mas difícil para el que nos prepara el septimo chakra, para morir. Y esta energía nos dá la capacidad para naturalizar y liberarnos del mayor de los miedos. A la muerte. No puedo hacer mucho por la gente que está en Ifema o en cualquier otro lugar del mundo con su respirador pero si puedo intentar estar con ella y que sienta que no está sola. Darle la mano en la distancia. Puedo no hacer nada y hacer esto. Pues yo elijo 2.

Namasté.

Epifanía

No se sabe cuando comienza una idea. Quizá desde que naces o antes… para mi son el fruto de varias vivencias juntas, no tan casualmente, repartidas en el tiempo.

La primera vivencia que generó esta idea despertó cuando leí la frase “ la sociedad tiene todos sus problemas porque las personas se odian a si mismas”. Mi ego fué lo primero que apareció diciendo que qué suerte que no sea una persona como todas y que yo ya he hecho ese trabajo y ya me quiero, pero esa frase quedó en mi….

Junto a esta frase, llegaron sesiones dónde el vínculo común a todas era el amor. La energia del amor envolvía y daba fuerza a cada asana. Toda la semana estuvimos trabajando desde el amor, el respeto y el cuidado.

Paralelamente, mi práctica. Una vivencia diaria, en silencio, pasito a pasito limpiando y dando luz. Mi sadhana. Aparece mas intensa que nunca, mas dialogante… El corazón muy presente y de ahí la proyección hacia las sesiones que realizamos.

Otra de esas vivencias que ayudó a forjar esa idea fué en el aspecto personal donde aparecieron los elementos mentales de la separación el juicio y la valoración, que se manifiestan mas conscientemente por el trabajo en el corazón de la sadhana.

Todos estos elementos se unen a esa frase que seguia en mi cabeza…las personas se odian? yo me dí cuenta que me quería si, pero también me exigía. A veces tenemos una actitud perfeccionista que nos impide querernos tal y como somos pero poco a poco podemos ir soltando con los elementos a nuestro alcance.

Hace tiempo aprendí a no ser perfeccionista para mí misma, eso dió un respiro a la esclerosis (ya no me ataco con mi sistema inmune) ya no me ataco a mi misma, pero seguía queriendo ser perfecta para otros, por eso cuando me decían que algo no le gusta de mi me daba tanta rabia porque me habia esforzado en agradar, me habia exigido…

Y aqui llega la idea: Quizá no nos odiamos… pero no nos queremos y por eso buscamos ser perfectos para los demás para que, aunque yo no me quiera el mundo exterior si lo haga. Por qué vamos a querer quedarnos con nosotros si nos nos caemos muy bien?

Podemos caminar hacia la aceptación. Ser conscientes de nuestras virtudes y limitaciones de este momento e ir poco a poco siendo capaces de querernos y estar con nosotros.Solo podemos conseguir el amor desde el corazón. Mi practica de yoga me acerca cada vez mas a mi encuentro conmigo, mi amor hacia mi misma y mi paz.

Chakras

Todos los años tenemos un monográfico de 8 semanas. Cada semana trabajamos un chackra con las posturas más adecuadas para armonizarlo, 7 semanas para los 7 chakras y la siguiente semana los trabajamos todos juntos, encontrando la armonización conjunta de todos ellos.

Vamos  pasito a pasito por un camino tanto físico como psicológico, desbloqueándonos cada año un poquito mas.

Tiene un poder para mí particularmente; por ejemplo todos los años cuando estamos en la semana del segundo chakra me baja la menstruación… todos:) increíble.

Con el PRIMER chakra nos hemos encontrado con nuestra parte más básica y con posturas físicas hemos sentido esa seguridad animal en la relajación. Hemos compensado este chakra con el séptimo.

posturas practicadas para armonizar primer chakra

Cuando nuestras ganas de vivir están despiertas es muy difícil entender cuándo alguien no tiene esas ganas pero si, a veces no hay ganas de nada y este puede ser un síntoma de que el primer chackra esta «flojito».

Con el SEGUNDO nos hemos conectado con nuestro niño interior y la capacidad que teníamos para disfrutar de la vida, sin tiempo..sin prisa. También sabemos mover y dejar ir las emociones inconscientes asi como en su complementario los pensamientos. El segundo chackra es la energia vital asi como el funcionamiento de los riñones y la zona lumbar. A veces nos duelen las lumbares porque tenemos mucha carga en este chackra, mucho tema emocional y mental acumulado, durante esta segunda semana lo hemos podido soltar.

asanas adecuadas para 2 chackra

Con el TERCERO y de nuevo energia masculina(no de hombre) como el primero, hemos equilibrado nuestra fuerza interior, el poder posicionarnos y encontrarnos con nosotros, lo que queremos en la vida, respetarnos. Armonizamos nuestro ego que nos identifica como individuos sin relación con los demás. Una cosa es lo que queremos y otra expresarlo de manera correcta. Con este chakra nace esa autenticidad que se expresará con ayuda de la energía del quinto chakra.

tercer chakra

Y llega el CUARTO. Un remanso de paz y amor, el puente de los chackras inferiores individuales y los superiores más conectados con el mundo y nuestro contexto social. Y nos vamos a esa práctica de yoga a través de la compasión que realiza el budismo tibetano. Conectamos desde nuestra colchoneta con alguien de nuestro mundo para dedicarle nuestra sesión, nuestras sensaciones amables y nuestro estado de consciencia y se lo enviamos desde la humildad y el amor más puro. Y mandamos a esa persona muchas cosas más. Qué mejor sesión para el cuarto chackra que con el yoga tibetano del corazón.

asanas para abrir el cuarto chakra
yoga tibetano del corazón para armonizar el 4 chakra

Y llega el QUINTO con la energía para poder expresar lo que tenemos dentro, nuestras emociones, nuestra autenticidad.

Muchas veces decimos lo que los demás quieren oir pero con energía en la zona de la garganta vamos a poder encontrar la asertividad. Encontramos la manera de decir las cosas, de decir que no, con una naturalidad y respeto propios de tener este chackra cada vez mas en su movimiento correcto.

Con este chakra hemos trabajado las posturas que mueven el cuello pero en realidad hemos movido y encontrado la conexión de todos los chakras de la columna y nos encontramos con un movimiento armonizado con todos ellos.

Hemos introducido en este chakra el sonido de los mantras emitiendo los mantras de cada chakra ahora que podemos escuchar su vibración de una manera diferente.

También hemos escuchado la vibración de los cuencos tibetanos. Gracias Luisa por tu aportación con tu cuenco.

Desde que comenzamos con los chakras hemos encontrado, cada semana una pieza mas del puzzle para la respiración correcta:

  • Con el primer chakra teníamos el movimiento del perineo, con el segundo el movimiento de los músculos abdominales con el tercero nos encontramos con el movimiento del diafragma, el cuarto nos dio el movimiento del tórax y sus músculos intercostales y con el quinto hemos añadido la ultima pieza del puzzle para esta respiración completa que son las clavículas.

Podemos vivir sin respirar bien pero estaremos sobreviviendo, podemos vivir plenamente y llenos de energía si respiramos unas cuantas veces al dia, con la energía del segundo, tercer cuarto y quinto chakra.

Más o menos a esta altura del monográfico una persona que me había dicho que le gustaban mas las sesiones habituales me escribió esto: «La sesión de ayer fué estupenda. Ya le voy cogiendo el truco a los chakras y me gustan estas sesiones tanto como las otras. Gracias» Gracias a ti por recibirlo de esta manera.

Y llegamos al SEXTO. Aparece el gran trabajo de la atención primero y poco a poco su conversión hacia la concentración hasta llegar a la meditación. Estos diferentes estadios de una mente ordenada son clave en yoga para nuestra mente sana. No es posible nada con una mente dispersa. Hoy en día hay muchas cosas que nos pueden dispersar y además nadie nos ha enseñado la facultad de atender, es algo que hacemos como podemos. Esto es una de las cosas mas importantes que el yoga me ha enseñado, la capacidad de mi mente a enfocarse. Todos venimos con una capacidad innata pero el yoga nos aumenta esa capacidad estemos en el nivel que estemos.

Parece que a los niños en India les enseñan a desarrollar su mente a través de mantras, asanas y ritmo, antes de comenzar a aprender con ella lo que cada uno pueda aprender. Parece que este método de primero enseñar a desarrollar la mente para luego aprender con ella es algo que se empieza a hacer aqui también como con la pedagogía Waldorf. Ellos lo hacen especialmente a través del ritmo.

posturas del sexto para oxigenar mejor el cerebro

Las posturas de este chakra juegan con la gravedad para llevar mas sangre al cerebro y este poder enfocarse donde considere. Son las famosas posturas invertidas que limpian nuestro cerebro como una manguera limpia impurezas del suelo.

Otras posturas para este chakra disminuyen sutilmente la sangre que fluye por las piernas para tener mas en el tronco y cabeza (padmasana-loto).

Podemos ver, a través de este dibujo, la relación de la respiración con el sexto chakra y por tanto la mente ya que los dos canales laterales terminan en este chakra y corresponden a la fosa nasal derecha (pingala) e izquierda (ida).

Podemos ver, a través de este dibujo, la relación de la respiración con el sexto chakra y por tanto la mente ya que los dos canales laterales terminan en este chakra y corresponden a la fosa nasal derecha (pingala) e izquierda (ida).

SÉPTIMO. El estado de concentración nos lleva a un estado de inmersión. Ya no vemos el objeto que estamos atendiendo ya somos ese objeto. Todos hemos tenido momentos de inmersión total donde desaparece el tiempo y el espacio y desapareces tu mismo, el séptimo chakra despierta esta energía de la consciencia y la lleva a un grado mas alto.

Este año, además de trabajar un poquito mas sobre la postura sobre la cabeza, trabajamos las posturas invertidas por parejas y así movimos un poquito el cuarto también 😉

postura por parejas de preparación a shirasana
postura sobre la cabeza con variante piernas abiertas. Primer y séptimo chakra. Luz.

Esta última semana, hemos conectado todos los chakras porque, al igual que las posturas las tratamos por partes para llegar a una integración total , los chakras son en la última sesión de este monográfico, integrados globalmente.

A través de las asanas hacemos que la energía se distribuya uniformemente por todos ellos de manera equilibrada, como las pozas de la Pedriza que distribuyen el agua de manera natural así lo hacen los chakras cuando no hay bloqueos.

Para terminar estas sesiones estuvimos dejándonos llevar por las posturas desde la relajación con el columpio.

🙂

Después de estas 8 semanas volvemos a nuestra rutina pero los chakras siguen ahí, mas despiertos, más presentes, cada año un poco más.

BrAMacHAryA

Este cuarto yama hace referencia a la  contención.

Bramacharya esta siempre presente en la buhardilla cuando hablamos de esa mesura al hacer las asanas. Podríamos hacer las posturas al máximo de nuestra capacidad pero… no seria yoga, podríamos mantener la postura aunque estemos desesperados por salir de ella pero… no seria yoga. Solo estamos en verdadera práctica  de yoga cuando practicamos con moderación, nunca al máximo de nuestras posibilidades y esto el lo que quiero explicar cada vez hablamos de hacer las posturas al 80%.

 

Toda la vida me han dicho que sin esfuerzo no hay recompensa, que las cosas hacia que hacerlas dándolo todo y de repente me encuentro con el yoga que dice hacerlo al 80%? Al principio no entendí… si es algo que de verdad quieres hacer bien lo tienes que hacer…ahí paro. Ahí lo entiendo. Lo tengo que hacer?tengo qué? esta es la frase que me despierta las alarmas de que la mente se ha apoderado del momento. La mente domina y ya no hay equilibrio, ya no hay yoga.

Se me ocurren dos razones para hacer las posturas en ese 80%:

  1. Posturas desde la intensidad si, desde el esfuerzo también pero no al máximo de nuestra capacidad porque  asi no nos lesionamos.
  2. Mantenemos al ego fuera de la sesión. Si interviene el ego es porque quiere conseguir ponerse una medalla, tener una palmadita en la espalda. En cada postura al 80% el ego no está alimentándose y no me apego al resultado.

En su justa medida, de eso habla bramacharya. Ya lo tenemos introducido en nuestra sesión. Podemos observar si lo tenemos en la vida cotidiana. Cuantas galletas nos comeríamos desde la mesura y cuantas sin esa capacidad de contención? Esto lo trabajamos, lo fortalecemos cada dia, en nuestra práctica de yoga.

galletas y foto: Luz Martín

 

Arantxa Villa

por qué cuesta tanto meditar

Llevo ya unos años meditando  cada dia y muchas personas me preguntan como empecé, como encontré la manera de empezar y continuar…. la verdad es que había empezado muchas veces y después lo había dejado pues me convencía de que había líos en mi vida y no tenia mucho tiempo para hacerlo.

Con perspectiva puedo decir que  meditar resulta dificultoso por dos aspectos.

El primero es ponerse a meditar. Recuerdo que mi cabeza siempre encontraba una excusa… siempre había algo que hacer mas importante! Esta fase la superé entendiendo que no hay nada mas importante que estar contigo mismo porque así es como vamos a entender todo lo demás. Esta afirmación me ayudó mucho pues estando yo bien todo lo demás está bien. Seguro. Porque la vida no es difícil por las circunstancias que nos rodean sino por como nos enfrentamos a ellas.

Una vez resuelta esta primera dificultad antes de empezar a meditar, aparece la segunda durante la meditación. Las personas nos hemos idealizado, solo vemos una parte de los que somos, no vemos la realidad y cuando paramos y miramos hacia dentro lo primero es… susto!! No reconocemos aquello que vemos porque vemos la realidad. Nuestra cabeza danzando de un pensamiento a otro…personas que queríamos olvidar una y otra vez en nuestra cabeza…desorden….egoísmo…. y toda esa imagen que nos habíamos hecho de nosotros (basada en el exterior) no está en ningún lado ahí dentro. Y eso no gusta. Así que me pregunto: para que voy a meditar si me revuelve?

La respuesta es porque al meditar toda esa estructura que he creado de mí se va agrietando, va desapareciendo  y empieza a nacer una nueva. No quiero ser una persona como he idealizado, simplemente ser yo, conocerme y entenderme….Solo así podré deshacerme de ese egoísmo u obsesión, cuando lo entiendo que eso soy yo y lo acepto.

Meditar no es dejar la mente en blanco, es aceptar todo lo que la mente te trae. La meditación nos acerca a lo que realmente somos y nos saca del autoengaño en que vivimos.Nos devuelve  nuestra autenticidad.

Ánimo.

Ah y no trates de hacerlo mal o bien, solo hacerlo 😉

Namasté.

 

Tipos de Yoga?

Me llaman y me preguntan…»que tipo de yoga haces?» y siempre me quedo en silencio… pues no sé la respuesta. La respuesta, desde el corazón, es otra pregunta» hay varios tipos?»  Para mí el yoga es lo que practico según la filosofia clasica india y me deja con esa sensación a nivel físico de que mi cuepo está contento y ha sido cuidado y respetado, el descanso de mi mente durante ese ratito y la sensación de que he estado conmigo misma durante un rato del dia. Pero desde mi mente conozco muchos tipos de yoga y entiendo la pregunta e incluso experimento con «otros tipos de yoga» de vez en cuando. He experimentado con yogas mas fisicos, mas mentales, donde se practica dando protagonismo a la parte técnica de la asana y tambien existen otros tipos de yoga donde la experiencia es mas vivencial y la atención está mas en el alma.

Para cada asana tiene estos dos elementos.Tenemos una parte mental y técnica donde nos cuidamos de hacer la asana y no otra cosa y hay una parte vivencial una vez nos hemos colocado en esa asana y hemos llegado a lo mas cerca de ella por ese instante, vivenciamos sentimos y formamos parte de la postura. La primera parte complementa totalmente a la segunda y la segunda la del disfrute… en mi opinion es menos popular pues nuestra sociedad nos empuja hacia la actividad, hacia el mas y mejor y avanzar… por eso esta segunda parte es tan importante de realizar en la sesión. Es como si subimos una montaña y en la cima miramos la de al lado con ganas de subirla tambien y no disfrutamos del trabajo realizado.

Para mí ese es el yoga que practico, el que comparto, el yoga del equilibrio donde dos partes se complementan y se reconcilian. Asi el yoga es yoga.

namasté