Pratyahara

El pensamiento para el yoga reconoce 5 envolturas en el cuerpo:

anatómica,
fisiológica,
mental,
intelectual y
espiritual.

Por qué hace distinción entre la parte mental y la intelectual? Para nosotros podría ser lo
mismo, pero los yoguis distinguen a la mente como la que recoge información y la
inteligencia la que tiene la capacidad de discernir y razonar con claridad.
En muchos momentos de la vida, la memoria reeemplaza a la inteligencia. Esta
memoria poner en marcha a la mente y como solo depende de la memoria solo actuamos
con experiencias del pasado. Por esta razón vivimos condicionados al pasado.
La memoria, antes de que la mente recurra a la inteligencia, se interpone y dice: Actua!,
Ahora! Esto es lo que conocemos como reacción o impulso que gobierna muchos de nuestros
momentos en la vida. La impulsividad significa actuar sin pensar. Simplemente reaccionar.
Como relacionamos todo esto con el 5 chakra? Los órganos de percepción entran en
contacto con todo aquello que se puede degustar, oir, tocar, ver y oler enviando sus
impresiones a la mente.
A través de la mente, estas impresiones son almacenadas en el pozo de la memoria. La
memoria tiene sed de nuevas experiencias, por lo que enciende a la mente, que esquiva
a la inteligencia y estimula directamente a los órganos de acción para que vaya a favor
de dichas experiencias.el ordenador es tonto

A lo largo de este proceso, la inteligencia intenta equilibrar a la memoria, la mente y los
órganos de percepción pero ellos no escuchan los sabios consejos de la inteligencia ya
que a raíz de pasadas experiencias placenteras tienen avidez por mas y mas.
Aumentando así las exigencias y los deseos. Este es el apego a los sentidos. (los helados,
que huela todo bien, que la piel esté suave…)
La mente es tentada por los deseos de buscar nuevos goces. Mediante este goce repetido,
los órganos de acción pierden su potencia, no siendo ya capaces de excitar los órganos
de percepción o la mente. Uno sigue ansiando las impresiones pasadas pero no logra
satisfacción. Esto siembra la semilla de la infelicidad.
Aqui es donde entra prathyahara como aliado para rescatar a la gente infeliz.
La mente, que hasta ahora había esquivado a la inteligencia, se aproxima a ella en busca
de orientación. La inteligencia con su capacidad de discernimiento sopesa orientando a la

mente para que no dependa solamente de las impresiones del pasado. Este acto de ir en
contra de la memoria y la mente es pratyahara.
Con ayuda de la inteligencia, los sentidos emprenden un viaje interior, retornando a su
punto de origen.
La energía se economiza porque ya no existe un ansia de repetir estados placenteros.
La conciencia es guiada por la inteligencia que lleva a descansar a la memoria y la
naturaleza impulsiva llega a su fin mientras que la intuición fluye libremente.
Una vez trabajada esta etapa, nos hallamos en posesión de una nueva comprensión de
la vida no basada en los apegos deshaciéndonos de la búsqueda del placer inmediato
para encontrarnos no dominadas por los sentidos.
Todo este camino hacia pratyahara lo encontramos a través del quinto chakra con el
control de los sentidos.
Patanjali dice que en este estadio, la memoria habiendo alcanzado su madurez, pierde
su existencia, y la mente liberada de recuerdos pasadas se vuelve siempre alerta
renovada y sabia- yoga sutras-1.43